Agustín Nuño

Consultor Comercial, Formador en Ventas, Mentor comercial y experto en hacer que las empresas y personas aumenten la productividad con un proceso probado que me permite garantizar resultados.

Agustín Nuño

Es un hecho que, tradicionalmente, aquel que mejor comprendía de matemáticas era el listo de la clase. Los números y la lógica determinaban la inteligencia y todo lo demás eran simples habilidades o aptitudes.

El psicólogo Howard Gardner demostró que esta última afirmación no era cierta, y que existía más de una inteligencia, para ser más exactos nueve.


inteligencia comercial
Así que sí, buenas noticias, si eras el/la que hacía obras de arte en los márgenes de tus libros de matemáticas, la/el que se quedaba pensando en las musarañas acerca de porqué estamos en este mundo o el que mejor comunicaba también eras inteligente, aunque siempre te reconocieran como el distraído (envidia todo).

Y, bueno, refiriéndonos al ámbito comercial, que es lo que nos toca, si eras el que mejor comunicaba de tu clase (quizá el delegado o el que organizaba todos los planes de fin de semana), el vendedor en potencia también poseías inteligencia… en este caso comercial.

Y es que existe una inteligencia que es la suma de muchas y que tiene por objetivo vender más (y mejor): la inteligencia comercial.

Personalmente creo que los ingredientes fundamentales que determinan quién posee inteligencia comercial se pueden englobar en tres bloques: saber comunicar, autocontrol y autoconocimiento.

Los buenos vendedores son buenos comunicadores, y su inteligencia comercial deriva no sólo de la forma del discurso sino también de su entonación y su carisma que transmiten confianza y, como consecuencia, convicción. La buena comunicación, además, significa saber hablar pero también saber escuchar lo que el cliente dice y, como son un poco magos, lo que no dice también. Empatizar, comprender y transmitir se incluye también dentro de esta inteligencia que supone saber comunicar.

Por otro lado el autocontrol y el autoconocimiento son el otro eje que dirige la inteligencia comercial fundamentales para tener confianza en nosotros mismos y no desistir ante el primer obstáculo y que la motivación no nos abandone. Nuestra inteligencia comercial será la que haga sacar partido a nuestros fuertes para volcarlos en la venta y ganar. Lo que se llama vender con cabeza.

¡Que la inteligencia comercial os acompañe!

Y recordad siempre que… a vender solo se aprende vendiendo 😉

Cursos de Inteligencia Comercial en Madrid y Alicante

¡Estos 15 y 23 de febrero estaré en Madrid y Alicante formando sobre la inteligencia comercial!

Trabajaremos las diferentes técnicas comerciales de prospección, negociación y cierre para que te ayuden a lograr un aumento de las ventas de manera efectiva.

Más información sobre el curso de Madrid: ¡AQUÍ!
Más información sobre el curso de Alicante: ¡AQUÍ!